Una nueva oportunidad para enmendar los errores del pasado, eso es lo que tuvo Samsung el día de hoy. Una oportunidad para presentar el nuevo Galaxy Note 9, olvidando el fatídico esfuerzo que fue el Galaxy Note 7 y centrar la miradas de sus espectadores hacia el futuro.

Samsung Note S9, aprender y superar

Primero que todo, uno nunca debe casarse con una sola tecnología. Siempre es bueno buscar y aprender de todos los fabricantes; eso es algo lo que Samsung ha sabido hacer para crecer. Prueba de ello, el nuevo Samsung Note 9 —cuyo precio hablaremos más adelante— ha sabido integrar lo mejor de todos los mundos, formulando una propuesta de valor bastante tentativa. 

Lo mejor, el mínimo de almacenamiento

Empecemos con una de las partes más atractivas de este equipo, su almacenamiento. Para esas personas que tienen muchas fotos, vídeos y contenido multimedia, el equipo viene con un mínimo de 128GB (estando valorado en $1000), algo sorprendente partiendo de la premisa de que es el mínimo. Aun así, si quieres algo que pueda aguantar todavía más contenido (por la cálida de las imágenes o el uso que le des) por $1250 podrías tener un equipo con 512GB. 

Una nueva y mejorada S Pen

Para esta nueva generación de Note, el fabricante le dio también un giro de 180º a su S Pen, convirtiéndola en un control remoto que puede controlar el equipo a 30 metros de distancia por conexión Bluetooth. 

Ahora, puedes hacer cosas con el S Pen como:

  • Presionar contínuamente para abrir la cámara
  • Presionar para tomar una foto cuando estés en la aplicación de cámara
  • Presionar dos veces para cambiar al modo selfie
  • Cambiar presentaciones de Power Point
  • Avanzar o detener el reproductor de música o los videos de Youtube
  • Muchas otras cosas

Mejoras con respecto a su predecesor  

Samsung estuvo trabajando en otros aspectos importantes del teléfono cuyo protagonismo fue robado por otras cosas interesante que ya mencionamos previamente.

Por un lado, la batería aumentó; con 4000mAh ahora sí es cierto que aguantas un día de uso regular sin cargar el Note. Con su nueva cámara y los algoritmos de inteligencia artificial que integra, el phablet es capaz de tomar mejores fotos en distintas condiciones d luz, como lo haría el ojo humano. Y bueno, Bixby trata de ser Alexa, Google o Siri. 

 Como único punto de mejora, reafirmado por toda la comunidad de internet, recomendaría cambiar el diseño del equipo (muy similar a su modelo anterior). 

Hablemos de miles y de smartphones

Lo cierto es que el precio de los smartphones sigue en aumento. No exclusivamente por tratarse de equipos premium, sino que, más allá de su potencial, se han convertido en una plataforma de entretenimiento y trabajo. El uso de los computadores, por otra parte, se está cerniendo únicamente a condiciones y contextos laborales. Los fabricantes, anuentes del valor que tienen los smartphones para nosotros, se están aprovechando.

Samsung siempre ha sido un gran fabricante. Localmente, ha perdido popularidad frente a alternativas han tenido propuestas agresivas para robar el mercado. Con esta propuesta, un phablet rediseñado bajo las últimas tendencias del mercado, el pronóstico pareciera tornarse ligeramente más favorecedor para ellos. Aunque no es algo que sea cien por ciento certero.

La pregunta realmente es, ¿funcionará la propuesta de los mil dólares?  

Google+