Cada día que pasa aumenta la contienda de dispositivos tecnológicos por controlar nuestro hogar. Lo que años atrás era un terreno inhóspito, hoy por hoy es un campo con algunas propuestas bastante interesantes, entre ellas, la de Google y Amazon. Tengo la oportunidad de tener el Google Home Mini y el Amazon Echo Dot y quiero hablarles de mi experiencia en el mercado local. Si están en la duda de cuál se compran, este artículo es ideal para ti.

Google Home Mini:

Google Home Mini es una pequeña bocina inteligente que se conecta a internet para asistirte con lo que necesites, desde saber cuanta vitamina C hay en una naranja hasta reproducir tus fotos en una televisión que tenga un Google Chromecast. Un ecosistema bastante robusto que se acciona y al que se accede con la ayuda de comandos de voz gracias a un prometedor asistente de inteligencia artificial que Google ha ido construyendo con los años. Puedes reproducir música, agendar citas, recordar citas y muchas cosas más.

Echo Dot Mini:

La versión más económica del Amazon Echo, una bocina inteligente bastante pequeña que recibe instrucciones y puede reproducir música, recordar tareas, reproducir sonidos, programar y recordar citas y muchas cosas más. Impulsada por Alexa, el asistente inteligente de Amazon, este dispositivo es capaz incluso de ayudarte con tus compras haciendo que puedas añadir artículos de la tienda Amazon a tu carrito con solo usar comandos de voz.

Echo Dot vs. Google Home Mini

Teniendo casi un mes de usar el Amazon Echo Dot, y una semana de usar el Google Home Mini, les presento una comparativa de los aspectos que más me gusta para que puedan tomar la decisión de cuál de los dos comprarse. Es importante mencionar que estoy contextualizando este artículo en el mercado latinoamericano, por lo que si lees este artículo traducido en otra región puedes no encontrar los mismos beneficios/dificultades. ¡Empecemos!

Reconocimiento de voz

Como primer aspecto vamos con lo más importante que debe hacer un asistente inteligente: reconocer comandos. Para nosotros, los latinoamericanos, aunque muchos sabemos hablar y entender el inglés, lo más cómodo es algo que te entienda en tu idioma natal, el español; y en esto, Google gana definitivamente la pelea. Google Home Mini puede entender español perfectamente, mientras que Alexa viene por defecto en Inglés y no tiene (por ahora) forma de reconocer comandos en español.

Podrá inicialmente parecer algo trivial, pero reconocer comandos en español también te afecta al momento de reproducir contenidos que estén en este idioma. Si tienes conectado Spotify, por ejemplo, mientras Alexa solo puede entender canciones en inglés y alguna que otra en español, Google Home mini tiene la capacidad de reproducir ambas.

Audio

Otro aspecto clave de una bocina inteligente es —redoble de tambores— su capacidad para reproducir sonidos. Reproducir sonidos va desde la reproducción de notificaciones sonoras hasta la reproducción de complejas armonías, como canciones. Google Home Mini, nuevamente en este aspecto, vuelva a ganar. Teniendo una semana de usar este dispositivo y casi un mes de tener el Echo Dot, debo admitir la superioridad de Google Home Mini incluso en sus volúmenes más bajos.

Conectividad a otros servicios

En cuanto a conectividad con otros servicios, Google Home Mini y Echo Dot están empatados. He conectado ambos a luces inteligentes Phillips y el proceso de encenderlas o apagarlas es bastante parecido. Conectar los servicios siento que fue mucho más intuitivo con Alexa que con Google Home Mini, aunque la variedad de servicios con los que te puedes pegar en Google Home siento que es mayor a la que maneja Amazon Echo.

Diseño

En temas de diseño y espacio, el ganador indiscutible es Amazon Echo Dot. Sus luces, su diseño pulido y su tamaño, hacen que sea ideal para colocarlo en cualquier parte de la casa, sin ocupar tanto espacio y viéndose elegante. Google Home Mini, por otra parte, no deja de ser lo que físicamente aparenta, una gran bocina que asimila un almohadón.

Diferencias más significativas

Hay algunas cosas interesantes que puedes hacer solo con Amazon Echo Dot y no con Google Home; y viceversa. Mientras que Google responde a “Ok Google”, Amazon Echo Dot responde con un simple “Alexa”.

Con Amazon Echo Dot puedes controlar tu Fire TV y pedirle que reproduzca algún título; también puedes pedirle que añada cosas a tu carrito de Amazon para verificarlas y confirmar la orden después. Eso sí, nunca lo hago. No confío mucho en que Alexa me ponga cosas en el carrito de Amazon sin saber específicamente cómo se ve o cuanto cuesta.

En Google Home Mini, si tienes un Chromecast conectado a un televisor u otra bocina en la casa, puedes llegar a reproducir contenido desde estos dispositivos con solo indicárselo a Google. Puedes prender la televisión o incluso visualizar fotos de tu biblioteca con el ecosistema que Google ha ido poco a poco armando entre productos.

Con los Echo Dots puedes recibir notificaciones cuando tus paquetes lleguen, algún amigo con Echo Dot te mande un mensaje o incluso puedes llamar a otros dispositivos Echo Dots que tengas en tu casa. Eso sí. Es muy complicado hacer que las notificaciones sean exclusivamente tuyas y no las compartidas por todos los miembros de la familia.

Google Home Mini también tiene un conocimiento del tráfico en Panamá y otros países de latinoamérica, por lo que podrás preguntarle cuál es la distancia de tu ubicación local a tu trabajo y te dirá un aproximado de tiempo.

Cosas en común

Google Home Mini y Amazon Echo Dot tienen toda la inteligencia para responder inquietudes en base a comandos de voz; en ambos dispositivos puedes preguntar cuál es la distancia de la tierra a la luna o incluso preguntarle cuántos hijos tiene Barack Obama.

Ambos necesitan estar conectados a la corriente y pegarse a una red Wifi para funcionar. No puedes desconectarlos como si fuera una bocina independiente y llevarlos a todas partes; son un accesorio más del hogar.

Ambos pueden reproducir sonidos para relajarte. El repertorio de sonidos siento que es más variado en Amazon que en Google Home.

Las cosas que mejorar

Mis anotaciones sobre las cosas que mejoraría en cada uno de estos dispositivos, son lo siguientes:

En Google Home Mini mejoraría:

  • Conectividad a otros dispostivos de una forma más intuitiva
  • Autonomía (funcionar sin estar conectado)
  • Colores y diseño

En Amazon Echo Dot mejoraría:

  • Soporte de idioma español
  • Mejores bocinas
  • Autonomía (funcionar sin estar conectado)

Precio

Amazon Echo Dot está a unos $49.99 y Google Home Mini, si logras adquirir uno en el sitio que restringe Panamá, está a $49.00. La diferencia principal está en que Amazon Echo Dot (aunque no está en todos los idiomas) puede ser mandado a todas partes del mundo; Google, en cambio, solo a países donde hayan lanzado. Pro-tip: Hay algunas tiendas en Panamá donde han empezando a vender estos productos.

¿Cuál debes comprar?

Realmente siempre he pensado que es una pregunta muy personal, pero si tuviera que recomendarle a un amigo que vive en latinoamérica cuál adquirir, le diría que me ha ido mucho mejor con Google Home Mini. Amazon Echo Dot tiene un gran potencial, no lo niego, pero la forma tan intuitiva en la que Google reconoce mis necesidades y comandos lo hace, para mi, el mejor de las dos opciones. No es caro, no se ve mal y sus bocinas son muy buenas; si logras conseguir uno y que te lo traigan a Panamá, realmente esa es la opción que deberías agarrar.

Google+