Finalmente llegó el primer lanzamiento del año por parte de uno de los gigantes de la industria tecnológica, Apple. El famoso giro que le daría a uno de sus productos terminó siendo algo muy parecido a lo que ya estábamos acostumbrados. Un nuevo iPad que es… muy parecido a su versión anterior.

¿Que hay de nuevo, iPad?

De forma resumida: Apple presentó en Chicago una nueva versión de su iPad que es compatible con el Apple Pen (accesorio funcional que fue presentado con el iPad Pro). Más allá de eso, no hay cambios visuales realmente apreciables en esta nueva versión de 9.7″.

Por dentro, este nuevo iPad ahora incorpora el chip A10 (mismo que está presente en el iPhone 7). Un chip con arquitectura de 64 bits, quad-core, que permite correr aplicaciones de realidad aumentada, editar videos 4K, y jugar videojuegos con gráficos bastante complejos.

Redirigiendo el iPad a los estudiantes

Apple quiere promocionar este nuevo iPad entre los estudiantes universitarios, volviendo a presentar las bondades de este equipo para el día a día de la vida estudiantil: Escanear documentos, hacer videollamadas, hacer anotaciones, ver tu correo o utilizar aplicaciones para hacer presentaciones, llenar hojas de cálculo o hacer tareas.

 

¿Vale la pena comprarlo?

Cada quien decide en qué gasta su presupuesto, sin embargo, personalmente, no considero que valga la pena hacer la compra de este equipo si ya tienes un iPad Air 2 o superior en tus manos (2016 en adelante). Más allá de un incremento gradual en el rendimiento del dispositivo —que es normal con cualquier nueva generación— la utilidad del iPad Pen se vuelve bastante trivial considerando que este tiene un precio de $99 (y probablemente no la uses a menudo).

El precio inicial de este nuevo iPad es de $329 para el modelo de 32 GB y $459 para la versión compatible con conectividad celular.

Google+