Todos hemos estado ahí. En ese estresante momento del día en el que vemos como la batería va bajando vertiginosamente en nuestra recién comenzada velada. Busca el cargador, busca un toma-corriente, busca esa batería extra. Celulares inteligentes pero todavía seguimos atados a un factor crucial: su batería.




En la búsqueda de optimizar la batería de mi equipo, encontré algunas recomendaciones bastante útiles que quiero compartir con los seguidores de Tecnomenia. Si bien es cierto que no necesariamente duplicarán la capacidad de nuestro Smartphone, de seguro te darán un par de horas extras para poder disfrutar el rato sin preocupaciones.

1. Desactiva las notificaciones

Desactiva las aplicaciones de todas las apps. Créeme, no las necesitarás. Cuando quieras ver cómo van los likes de esa foto o la publicación que subiste en Facebook, bastará con irte directo a la aplicación y mantenerte al día. Eso también bajará los niveles de ansiedad que tienes de visualizar información del celular y compartirás más tiempo con las personas que te rodean. Adicionalmente, tener el celular “escuchando” cada una de las aplicaciones a ver si tiene o no algo que mostrarte, puede consumir recursos de forma que no esperarías.

  • En Android: Ajustes >Notificaciones y barra de estado > Administración de notificaciones
  • En iPhone: Ajustes > Notificaciones

2. Activa el modo de ahorro de batería

El modo de ahorro de batería racionaliza mejor los recursos del celular y evita que el consumo de batería se dispare. Claro, algunas características de tu celular ya no estarán disponibles en el modo de ahorro de energía (por ejemplo algunos efectos visuales, la actualización de aplicaciones en segundo plano, las descargas automáticas e incluso el lamado a aplicaciones como Siri o Google Now)

  • En Android: Ajustes > Batería > Modo de ahorro de batería
  • En iPhone: Ajustes > Batería > Modo de baja energía

3. Desactiva las actualizaciones en segundo plano

Esta es una de las mejores cosas que puedes hacer. Cuando desactivas las actualizaciones en segundo plano, haces que el celular no esté siempre pendiente de “¿qué cosas nuevas hay en la aplicación X?”. El apagar esta característica le da a tu celular un “respiro” y solo actualiza la información de tus redes sociales o aplicaciones cuando las abras. Se ha visto en nuestras pruebas internas que esto mejora considerablemente la batería.

  • En Android:Varía dependiendo del equipo.
  • En iPhone: Basta con activar el modo de baja energía o vas a Ajustes > Generales > Actualizaciones en segundo plano

4. Bájale el brillo a la pantalla y quita el automático

Por favor y gracias. Esto es algo que pocos hacen y que tiene un efecto muy positivo a la hora de conservar la batería de nuestros Smartphones. El modo automático de brillo en pantalla sube o baja la luz de la pantalla en función a la luz presente en el ambiente. Así, si estás mucho tiempo en el sol, el brillo se disparará y consumirá mucha más batería de la que probablemente piensas que consumes.

  • En Android: Desliza tu dedo de la parte superior a la parte inferior de la pantalla para obtener el panel de configuraciones rápidas. Ahí podrás jugar con el brillo y desactivar el sensor automático de luz.
  • En iPhone: Desliza tu dedo de la parte inferior a la parte superior de la pantalla para obtener el panel de configuraciones rápidas. Ahí podrás jugar con el brillo y desactivar el sensor automático de luz.

5.  Verifica que aplicaciones consumen más batería

Tanto los equipos Android como los equipos iOS tienen un medidor de consumo de batería. Conocer qué aplicaciones drenan más batería te ayuda a tener más control sobre ellas y así no abusar de su uso cuando sales o estás lejos de un cargador.

  • En Android: Ajustes > Batería > Niveles de consumo
  • En iPhone: Ajustes > Batería

6. No cierres aplicaciones

Cerrar las aplicaciones que no estás usando puede ser contraproducente en algunas situaciones. Sistemas operativos como iOS, por ejemplo, guardan en la RAM las aplicaciones que estás usando o que usaste hace poco; así, cuando debes volver a abrirla, el teléfono no tiene que hacer el esfuerzo que hizo cuando la abrió por primera vez; simplemente cambia de contexto y puedes apreciar la información que necesitabas.

7. Usa el modo avión para evitar consumir energía

Si la situación es crítica, no quieres apagar tu celular y al mismo tiempo quieres guardar batería, usa el modo avión. Este modo desactiva cualquier conexión que el teléfono intente hacer con otro dispositivo o con alguna red y optimiza el consumo de energía del equipo. Eso sí, no intentes comunicarte en modo avión: al no estar conectado a nada, nadie podrá recibir los mensajes que intentes enviar.

  • En Android: Desliza tu dedo de la parte superior a la parte inferior de la pantalla para obtener el panel de configuraciones rápidas. Toca el ícono de avión y desconéctate del mundo.
  • En iPhone: Desliza tu dedo de la parte inferior a la parte superior de la pantalla para obtener el panel de configuraciones rápidas. Toca el ícono de avión y desconéctate del mundo.

8. Resetea el celular a fábrica

Nada como hacer actualizaciones limpias del sistema operativo. Si eres de los que estaba acostumbrado, como yo, a actualizar el software de mi teléfono sin hacer un hard-reset antes, prueba haciendo un respaldo de tu información y haciendo una instalación limpia. Notarás la diferencia.

  • En Android: Ajustes > Configuraciones avanzadas > Backup &  restablecer > Factory data reset
  • En iPhone: Ajustes > General > Restablecer

Pequeños cambios hacen la diferencia

Como decía anteriormente, quizás estos cambios no incidan dramáticamente en las horas de uso que tendrás con tu Smartphone; sin embargo, notarás una diferencia al aplicarlos. La clave, por lo que he visto, es identificar qué te está drenando la batería que necesitas para otras actividades. Cuando encuentres ese qué, canalízalo, desaparécelo o adminístralo de una forma más afectiva. Verás como eso hace la diferencia.

Google+