Sin límites y sin bordes, así probablemente será el nuevo iPhone 8. En un error cometido por Apple en la última versión beta del firmware del HomePod, presentado a los desarrolladores, uno de ellos se aprovechó para sacar detalles de cómo se vería uno de sus productos más aclamados: el iPhone.




Inspeccionado el código

El desarrollador fue lo suficientemente hábil para detectar que la versión beta que les fue suministrada correspondía a la versión 11.0.2, versión que se suponía no debía ver la luz pública hasta después de presentar la versión oficial.

Al toparse con esta versión, el desarrollador supuso que Apple debía haber cometido otro tipo de errores dentro del código que les había sido suministrado a los desarrolladores. Apple suele enmascarar y quitar toda huella de nuevos productos; para esta versión, no lo habían hecho.

Lo que reveló esta investigación 

Lo más importante de esta versión, siendo lo más notorio una pantalla que se extiende a lo largo de toda la cara frontal del teléfono, sería la integración con nuevos sensores biométricos que harían que el usuario pudiera ingresar a sus aplicaciones con el uso de tecnologías de reconocimiento facial.

Dentro del código también se revela que el producto tendrá un método de carga diferente al que ya conocemos (¿Carga Wireless quizás?), sin embargo, se desconoce con exactitud de qué se trata.

¿Lo veremos este año?

A pesar de lo emocionado que cualquiera pueda estar con el lanzamiento de un nuevo producto de Apple, muy probablemente no veremos el iPhone 8 hasta el año 2018. Por el contrario, lo más probable, es que este año veamos correcciones menores al producto actual (7S y 7S Plus) y la llegada de actualizaciones de software en sus demás productos.

Imágenes cortesía de: TechCrunch y @stroughtonsmith

Google+