Cabify ya tiene varios meses rodando en territorio panameño y la compañía sigue dando de qué hablar entre la ciudadanía. Varios panameños ya empiezan a sentirse atraídos por su calidad de servicio, su trato, su amabilidad y, sobretodo, la gran capacidad que tiene la plataforma para personalizar la experiencia (de hecho, pueden usar el código TECNOMENIA para comprobarlo).

Cabify, más calidad en cada viaje

A pesar de que muchas personas suelen asociar Cabify a un servicio “más caro”, desde el punto de vista de un usuario asiduo a la plataforma, sentimos que la relación calidad-precio es cónsona con los grandes estándares que tiene la plataforma para con los vehículos y conductores que se encuentran afiliados.

Altos estándares de calidad

Por si no sabían, la barra de calidad para conducir en Cabify es bastante alta. No cualquiera lo maneja y el trato siempre es impecable; en cada experiencia. Algunos de estos criterios de aceptación, son:

  • Poseer vehículo sedan no compacto del año 2010 o superior.
  • Poseer vehículo SUV del año 2010 o superior
  • Se aceptan Vans de Lujo (8 pasajeros)
  • No se aceptan Mitsubishi Mirage Hatchback, Kia Picanto, Suzuki Celerio, Mazda 2 ni autos similares.
  • Será necesario que el conductor entrega todos los documentos necesarios para ser considerado conductor Cabify.

Vehículos TOP de Cabify Panamá

Algunos de los vehículos más top que hemos visto ofreciendo el servicio de Cabify en Panamá, son:

BMW 318 i

BMW 320 sport

BMW Serie 1

AUDI Q5

AUDI A3

AUDI Q3

Toyota Land Cruiser Prado

Toyota Fortuner

Toyota Hilux

*Nota: Las imágenes presentadas son solo ilustraciones de los vehículos según el año que aparecen en el inventario de Cabify, no reflejan imágenes actuales de los automóviles en suelo panameño. 

De todo un poco, pero cuidando siempre calidad

Claro, eso no exime que veamos vehículos como Hyundai Tucson, Toyota Yaris, Hyundai Accent, Susuki Ertiga Hyundai Grand I10 u otros carros similares. La mayoría son vehículos que se ven muy bien; de hecho, la compañía se asegura, exhaustivamente, que cada vehículo se encuentre en óptimas condiciones.

La compañía cuida tanto el servicio y la experiencia del usuario a nivel de vehículos, que, incluso, nos hemos topado con escenarios en los que pedimos un Cabify Lite (la versión más económica del servicio) y nos llega a buscar una Hyundai Tucson (vehículo SUV).

En temas de vehículo, la calidad que le imprime Cabify a cada viaje es algo difícil de equiparar.

Google+